Guías útiles

En esta guía se presentan consejos para la iluminación de su hogar. Pulse sobre cualquiera de las siguientes secciones para saltar directamente a la zona de la guía dedicada a ella:

BAÑO

El cuarto de baño, tiene ciertas restricciones de seguridad que veremos en las distintas zonas:

  1. Techo: Lo ideal es tener varios puntos de luz salvo en aseos o baños muy pequeños donde bastará un único punto centrado en el techo.
  2. Tocador: Es nuestro referente a la hora de maquillarse o afeitarse. Requiere luz uniforme que no produzca sombras y una buena reproducción cromática. Se consigue con apliques laterales, con una fuente de luz de buena reproducción tipo incandescencia o fluorescencia con un IRC = 90.
  3. Bañera-ducha: Si nos hemos decidido por situar algún tipo de luz sobre la ducha o la bañera, es muy importante asegurarnos de que sea resistente a la humedad y al contacto directo con el agua (nivel de seguridad IP65).

Otra opción interesante, es aprovechar la iluminación del techo, dirigiendo alguno de los halógenos hacia la zona de ducha y conseguir así iluminación complementaria sobre esa zona.

BOMBILLAS

Lámparas Incandescentes

Lámparas que producen luz por termorradiación. Engloban las lámparas incandescentes con filamento.

Lámparas Halógenas

Lámparas que producen luz por termorradiación en combinación con un compuesto halógeno.

Lámparas Fluorescentes

Lámparas compuestas por un tubo y una pequeña cantidad de gas.

Lámparas Bajo Consumo

En realidad son lámparas fluorescentes compactas. Se reduce el consumo en un 80% y dura entre 8 y 10 veces más.

Lámparas Leds

Los leds son semiconductores (diodos) que transforman directamente la electricidad en luz. No dispone de filamento por lo tanto aumenta su vida útil.

TEMPERATURA DEL COLOR

Las lámparas, se pueden clasificar en tres grupos según el tono de color blanco que emitan.

  1. Luz cálida: Tipo de luz blanca con tono rojizo recomendado para uso residencial. Temperatura de color inferior a 3.300º Kelvin.
  2. Blanco normal: Más fría que la luz cálida con menos tonos rojizos y mas azules. Su temperatura de color va de 3.300º K  a 5.000º K.
  3. Blanco frío o luz día: Tiene un alto porcentaje de tonos azules. Su temperatura de color es superior a los 5.000º K.

COCINA

Debe contar con una luz general uniforme, que lo ilumine todo, no dé calor y consuma poco. Lo más habitual es recurrir a los plafones, fluorescentes o a los focos empotrados tipo downlight.

    1. Zona de trabajo: Diferenciaremos tres áreas:
      • Zona de cocción.
      • Zona de aguas (fregadero).
      • Área de trabajo (encimera).
      Todas requieren una iluminación directa, bajo los armarios superiores.
    2. Despensa: Los armarios también requieren una luz específica para iluminar su interior y encontrar fácilmente los enseres. Nos decantaremos por luminarias pequeñas y con un nivel de intensidad medio bajo.
    3. Office: Si contamos con un office en el que hemos situado una mesa, es importante que la misma esté bien iluminada con una luz propia. Una lámpara de techo colgante, situada a 70-80 cm.

CONSEJO: Es conveniente dejar una separación mínima de 80 cm entre plafones o downlight para evitar zonas sobreexpuestas de iluminación.

DORMITORIO

Es el lugar en el que pasamos mas de un tercio de nuestra vida. Al tratarse de una estancia de descanso es importante que la luz no sea muy intensa.

  1. Iluminación de techo: La iluminación general de la estancia tradicionalmente se consigue con una lámpara de colgar, con focos empotrados en el techo o apliques de pared dirigidos al techo.
  2. Zona de mesillas: Vamos a apostar por lámparas de sobremesa que nos permitan tener una luz dirigida directa.

El uso de pantallas de tela en los dormitorios es un recurso que proporciona una iluminación suave, ya que reduce los contrastes de luz. Además eligiendo tejidos de tonos claros y pantallas cerradas nos ayudará a teñir de calidez el dormitorio.

CONSEJO: A la hora de iluminar el dormitorio elige una iluminación con la mayor calificación de eficiencia energética (clase A): consume menos energía. La iluminación deberá ser cálida y agradable, indirecta y difusa. No olvides que la iluminación del dormitorio debe invitar al descanso.

VESTIDOR

Tenemos que tener en cuenta varias cosas, una es que la reproducción cromática de los colores sea la adecuada para diferenciar correctamente la ropa.

También que podamos ver y reconocer con claridad los objetos que nos encontramos en el interior de estantenrías y cajones.

La ausencia de sombras permitirá una visión real cuando nos miremos al espejo. Esto lo podemos consegir combinando varias fuentes de luz y una iluminación directa.

SALON

Es el espacio donde solemos pasar más tiempo y por ello hay que buscar el confort visual y comodidad.

Iluminaremos toda la estancia con una buena luz general no muy intensa. Conseguiremos así una iluminación agradable.

Lo mejor es usar lámparas de techo, halógenos empotrados o plafones. Podemos usar también apliques de pared con el haz de luz hacia el techo. Otra opción muy interesante es utilizar las molduras como reflectores de luz, colocando tiras leds o fluorescentes creando así un ambiente agradable y poco cansado para la vista.

  1. Lectura: Si disponemos de un rincón para leer, es conveniente disponer de una lámpara de pie con luz potente y a ser posible con regulador. Debe disponer de un brazo orientable para proyectar la luz de forma adecuada sobre el libro.
  2. Librerías: Deben iluminarse de forma puntual, lo más recomendable es usar focos empotrados en el techo, dirigidos hacia ellas.
  3. Mesa de comedor: La mejor opción para iluminarla bien es colocar una gran lámpara de techo a unos 60 cm del plano de apoyo.
  4. Cuadros: La opción mas segura pasa por una iluminación puntual y directa. Lo ideal es proyectar luz de recorte, aquella que tiene las medidas de los cuadros y evitar sombras que afeen la obra.

ATENCION: Es importante tener en cuenta el color de las paredes, techo y suelo. Un espacio oscuro necesitará más puntos de luz para proporcionar una mayor sensación de luminosidad.

ZONAS DE PASO

Escalera: Debe tener una iluminación correcta simplemente bañando la pared de todo el tramo de escalera resaltando los escalones sin deslumbrar, conviene evitar focos de luz directa. Igualmente evitaremos lámpara suspendidas o elementos que entorpezcan la visibilidad. Podemos colocar luces empotradas en la parte inferior de la pared para iluminar los peldaños, una lámpara en el techo de la parte superior que no descuelgue mucho, o un aplique de pared.También hay ideas más atrevidas como iluminar la barandilla o los escalones con puntos led de señalética que se puedan dejar encendidos con un muy bajo consumo.

Recibidor: Se aconseja crear una atmósfera agradable que invite a entrar. Nos decantamos por una iluminación general que conseguiremos con unos empotrables en el techo o una lámpara suspendida. Si tenemos un mueble auxiliar con espejo, es recomendable que el mueble tenga su propia iluminación, con apliques.

 

 

Pasillo: Al tratarse de una zona de tránsito debe estar correctamente iluminada. Una de las mejores opciones son los focos halógenos orientables, que modularemos cada metro. Eso sí, vamos a tener presente el ancho y el color de las paredes y, si la longitud del pasillo es superior a 6 metros podremos colocar los hálogenos cada 60 cm, Otra idea sería también utilizar grupos de luminarias de led empotrados en la pared cada 50 cm. Si se colocan a poca distancia del suelo sirven de guía visual.

CONSEJO: La utilización de los sensores de movimiento permiten un encendido y apagado automático. Están indicados para zonas de paso y además de iluminar correctamente, nos garantizan ahorrar energía y aumentar la vida útil de las lámparas. Su instalación es muy sencilla no alterando la instalación eléctrica de la vivienda.